Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.usfq.edu.ec/handle/23000/1521
Título : Sobrealimentación de cerdas gestantes durante los primeros 30 días de preñez.
Autor : Salgado, Manuel (dir)
Noboa Jaramillo, David Alejandro
Descriptores / Subjects : Nutrición
Cria de animales
Fecha de Publicación : 2012
Ciudad: Editorial : Quito, 2012.
Cita Sugerida : Tesis (Médico Veterinario), Universidad San Francisco de Quito, Colegio de Ciencias de la Salud; Quito, Ecuador; abril, 2011.
Resumen / Abstract: El mercado de carne de cerdo se encuentra en crecimiento en el Ecuador (2). Se busca producir el mayor número de cerdos al año por madre, con los costos más bajos. La actividad reproductiva demanda gran cantidad de energía, la cual es provista por una buena nutrición. Dietas altas en energía durante los primeros 30 días de gestación disminuyen el número de lechones producidos debido a consumo hepático de P4 (47). Por lo tanto, se recomienda alimentar a las cerdas con 2 kg de una dieta aprobada por el NRC (7). Existen estudios que muestran que la sobrealimentación es perjudicial únicamente 72 horas después de la fecundación (10). Así, el Dr. Borbolla recomendó en PIC Andino de 2009 alimentar a las cerdas con 3 kg de alimento (11). El objetivo de la investigación es determinar si existe una diferencia significativa en el desempeño reproductivo de cerdas sobrealimentadas, al mantener una dieta con 2 kg diarios de alimento durante los 3 primeros días de gestación y luego elevar la proporción de alimento a 3 kg con relación a mantener una dieta constante de 2 kg al día durante los 30 primeros días de gestación en grajas de la costa ecuatoriana. Para el experimento se utilizaron 92 cerdas distribuidas la mitad en el tratamiento TESTIGO con alimentación durante 30 días de 2 kg de una dieta de 3030 Kcal de ED, y la otra mitad en el tratamiento PRUEBA con alimentación de 2 kg hasta el día 3 de gestación y sobrealimentadas a 3 kg el resto de días con el mismo alimento. Dentro de cada tratamiento, la mitad de las cerdas eran primerizas (P0) y la otra mitad multíparas (P1+). Las cerdas se distribuyeron indistintamente por el galpón. Se tomaron muestras de sangre los días 0, 15 y 21 a 24 cerdas de cada tratamiento con el fin de determinar los niveles de P4 a nivel sérico. El tamaño de las camadas de cerdas primerizas no se vio afectado por la sobrealimentación. Las camadas de cerdas multíparas TESTIGO fueron más numerosas que las de PRUEBA (p=0.057). También se vio una tendencia a tener más repetidoras en las cerdas sobrealimentadas, pero no hubo diferencia significativa. Tampoco se lograron detectar variaciones significativas en los niveles de progesterona. Todos estos resultados pudieron verse afectados por una amplia varianza debido a variables introducidas por lactancia previa (49).
Descripción : Pork market is growing in Ecuador (2). It seeks to produce the largest number of pigs per year per mother, with lower costs. Reproductive activity takes a lot of energy, which is provided by a good nutrition. High energy diets during the first 30 days of gestation can decrease the number of piglets produced due to liver consumption of P4 (47). Therefore, it is recommended feeding the sows with 2 kg of a diet according to the NRC (7). Other studies have shown that overeating is detrimental only 72 hours after fertilization (10). Thus, Dr. Borbolla recommended in 2009 PIC Andino, that sows should be fed 3 kg of food (11). The objective of this research is to determine whether there is a significant difference in reproductive performance of sows overfed, by maintaining a daily diet with 2 kg of food during the first 3 days of gestation and then raise the proportion of food to 3 kg; in relation to maintaining a steady diet of 2 kg per day during the first 30 days of gestation in rooks of the Ecuadorian cost. 92 sows were used in the research. They were distributed half in the CONTROL treatment with steady feeding of 2 kg per day for 30 days on a diet of 3030 Kcal of ED, and the other half in the treatment TEST fed 2 kg until day 3of gestation ant then they are overfed with 3 kg of the same food the next 27 days. Within each treatment, half of the animals were gilts (P0) and the other half were multiparous (P1+). The bristles were distributed indiscriminately by the shed. Blood samples were taken of 24 bristles of each treatment on days 0, 15 and 21 in order to determine the levels of seric P4. The litter size of gilts was not affected by overfeeding. Litters of multiparous sows in the group WITNESS were more numerous than those of the group TEST (p = 0.057). It was also a tendency to have more repetitions of estrus in overfed sows, but there wasn´t a significant difference either. Neither it was able to detect significant variations in seric levels of P4 between both treatments. All these results could be affected by a large variance due to variations introduced by previous lactation (49).
URI : http://repositorio.usfq.edu.ec/handle/23000/1521
Aparece en las colecciones: Tesis - Veterinaria

Archivos en este ítem:
Archivo Descripción Tamaño Formato  
103318.pdfTESIS A TEXTO COMPLETO629,34 kBAdobe PDFThumbnail
Visualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons